¿Cómo ahorrar gas?

Actualizado: 2 de sep de 2019

Es una pregunta frecuente cuando empieza la temporada de frío y seguro que todos nos hemos llevado las manos a la cabeza tras una abultada factura de gas en pleno invierno.

Calderas de condensación:


Son las únicas calderas que la normativa permite instalar a día de hoy; las cuales, por supuesto, recomendamos debido al importante ahorro de gas que ofrecen.

Las calderas de condensación ahorran entre un 15-30% respecto a anteriores calderas atmosféricas o estancas. Este ahorro se puede verse incrementado con termostatos de última generación, de la propia marca, o de otras marcas, que valen para casi todas las calderas, como Netatmo, Nest, Tado. Estos termostato ofrecen varias posibilidades, la principal, es estar conectados por WIFI y conocer la temperatura exterior. En función de la temperatura exterior y el tiempo que tardan en alcanzar la temperatura de consigna, harán saltar antes la calefacción para un mayor Comfort y ahorro. Los termostatos de la propia marca como Junkers Saunier Duval, etc. están conectados por e-bus a las calderas de condensación, pudiendo entre otras funciones modificar la temperatura sanitaria y generar una correcta modulación del aparato para bajar el consumo mínimo. Funcionamiento de las Calderas de condensación. Las calderas de condensación ahorran gas gracias al aprovechamiento del calor residual de la cámara de combustión, utilizando estos gases (productos de la combustión) para precalentar el agua que va llegando al quemador, cuanto más calor cedan a ese agua, menos gas empleará la caldera para calentarlo de nuevo, consiguiendo un rendimiento del 100%. Sin embargo, en las calderas Atmosféricas y Estancas, estaríamos expulsando al exterior de nuestra vivienda gases que van de los 80C a 130C, esta energía se está desperdiciando sin sacarle rendimiento alguno. Volviendo a las calderas de condensación, estos gases son expulsados a una temperatura bastante inferior 45C a 60C. De esta forma se consigue ese importante ahorro de gas.

Para que las calderas de condensación alcancen la máxima capacidad de ahorro, la temperatura de retorno del agua de nuestro circuito de radiadores ha de ser lo más baja posible, 35-50C, por lo tanto, deberemos seleccionar en nuestra caldera la temperatura de impulsión a 50-55 C. ¿Qué problema nos puede surgir al trabajar en estas temperaturas? Viviendas antiguas: La mayoría de las instalaciones están calculadas para una temperatura de impulsión de 65-70º aproximadamente, por lo que al intentar trabajar a una temperatura inferior, es muy posible que nos cueste alcanzar la temperatura que hemos fijado en el termostato ambiente, y en los días más fríos del año estemos obligados a subir la temperatura de impulsión. La solución a este problema y poder aumentar el rendimiento de nuestra caldera es ampliar el numero de elementos de radiador en nuestra vivienda.



Muchos instaladores han efectuado las instalaciones de calefacción con el falso mito de 1 elemento x metro cuadrado. Para hacerlo correctamente habrá que efectuar un cálculo de cargas térmicas.

Viviendas Nuevas: Según C.T.E-H1 y NBE_CT79, en condiciones de igualdad, tanto en orientación, como en la zona geográfica de la nueva vivienda, la potencia calorífica necesaria a instalar ha de reducirse en un 38% como mínimo; por consiguiente, el número de elementos a instalar en la vivienda nueva será menor gracias a los aislamientos mejorados en la vivienda.


Cubre radiadores nunca, es lo mas ineficiente que puedes hacer.

Termostato ambiente

El uso que hacemos del termostato ambiente es fundamental. La temperatura de Comfort debe estar entre 20 y 21 grados, cuando queremos calor, y en 17 grados aproximadamente cuando no necesitemos calor (estando dormidos o cuando no estamos en casa por trabajo, a diario, etc,) en largas ausencias recomendamos dejarlo apagado.


Termostatos wifi

Los nuevos termostatos wifi generan un considerable ahorro en tu vivienda. Son capaces de aprender en las primeras semanas de uso, el tiempo que su casa necesita para alcanzar la temperatura solicitada. Se conecta por internet con la estación meteorológica de su zona y calcula teniendo en cuenta la temperatura exterior, con qué antelación debe ponerse a funcionar la caldera para alcanzar la temperatura de Comfort; lo que otorga un grado de eficiencia a tu instalación de A+. Los termostatos wifi ofrecen la gran ventaja de poder modificar o ver la temperatura de tu casa estando fuera de ella mediante un teléfono móvil, tablet u ordenador. La configuración del mismo se hace fácilmente copiando ciclos de reposo y Comfort sentado cómodamente en el sofá sin necesidad de volverte loco de pie tratando modificarlo ( y créame hasta que se le coge el truco a la configuración de los termostato ambiente, se tira uno un buen rato y cuando hace falta modificarlo nuevamente, es muy probable que se le haya olvidado) . Hay termostatos wifi que detectan la bajada de temperatura de la vivienda al estar ventilando su casa y dan orden de parar a la caldera. También hay termostatos muy buenos de la propia marca de la caldera que se haya instalado, que conectando e-bus a su caldera son modulantes y consiguen un gran ahorro.

Cómo usar el termostato:

Recomendamos termostatos wifi, o modulantes de la propia marca. Es fundamental configurarlo y mantener una temperatura mínima en su casa, para aquellos momentos en los que no se encuentre en su casa o durante la noche cuando se está dormido. La caldera por la noche puede llegar a saltar dos o tres veces sólo 10 minutos y, a veces, ni eso, para mantener la temperatura.

No pasar de 21 grados e ir en manga corta con temperatura de 25C no es buena idea y lo desaconsejamos bajo el punto de vista económico y medioambiental. Programar la temperatura de Comfort con antelación a su necesidades, por ejemplo, antes de su llegada a la vivienda, o la de sus hijos tras la actividad escolar, o al despertarse para caldear el ambiente previo a la ducha matutina.

Se recomienda modificar la programación cuando cambien sus hábitos.


Cómo no usar el termostato:

Los termostatos de "ruedecilla" de toda la vida, puede desecharlos directamente. Recomendamos su inmediata sustitución por uno nuevo.

No se puede pretender llegar a casa, la cual estará helada, y poner el termostato a 25 grados de temperatura, obligando a su caldera a trabajar al máximo de potencia con el consiguiente gasto extra para su bolsillo, sin olvidarse de la obligada espera, con el abrigo aún puesto, a que su amada caldera le caliente la casa.


No abuses de la temperatura, cada grado que suba el termostato de 20 grados supone un extra en la factura de un 7%.


Calderas estancas y calderas atmosféricas. Si tiene una de estas calderas, procure hacer un uso correcto del termostato ambiente, pudiendo instalar uno de última generación, que trabaja con todas las marcas y aguante su caldera mientras esta funcione bien. Ante una avería importante o si le está ya dando problemas y averías continuas, aunque sean de poco importe, no dude en cambiarla; puesto que comprando a buen precio una caldera de condensación habrá amortizado en 8 años, en función de lo que pague actualmente de gas, la compra de una nueva.


En este articulo no se han tenido en cuenta aislamientos de paredes, cristales, pvc. El que tus vecinos caliente o no su vivienda etc, son muy importantes en eficiencia


Para más información sobre calderas visítenos en https://www.calderasgaspromin.com


0 vistas

Gaspromin instalaciones  S.L

Tfno: 671559527 // E-mail

2013 Gaspromin instalaciones Condiciones legales

Politica devoluciones